CIUDAD REAL: En un lugar de la Mancha...

Sol. Un caballo y un burro. Actores. Vestuario y maquillaje. En un lugar de la Mancha. Estábamos haciendo malabares con todas estas cosas hasta que Dios puso cada pieza en su sitio para la grabación del cortometraje de la provincia de Ciudad Real.


Tuvimos el único día soleado de dos semanas de lluvia. Llegaron los animales y las personas perfectas para caracterizar a Don Quijote y a Sancho Panza. Y no hubo mejor lugar de grabación que el Campo de Criptana (Ciudad Real) para el episodio de “Gigantes invisibles”, entrelazado con el testimonio de Fernando, originario de Ciudad Real, y la famosa escena de Don Quijote luchando contra los molinos.



Lo que más me inspira de la historia de Fernando es que una pequeña oración en su corazón por conocer a Jesús dio lugar a una revelación de Dios poderosa y momentánea que transformó su vida de la noche a la mañana. En el cortometraje, su hijo, Alejandro, es quien caracteriza al joven Fernando en ese tiempo de su vida.


Esto es un episodio literario, sacando al personaje del Quijote del alma de la Mancha para aplicar verdades espirituales a nuestras vidas en la actualidad, y enseñarnos quién es quien realmente tiene el poder para vencer a nuestros gigantes invisibles.



89 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo